Historia de la Central

  • – 1805 –

    1805 Nacimiento de los Cerillos

    Por fin, el fuego ha sido domesticado, mediante un proceso que mezclaba 2 productos, fósforo y azufre, una mezcla muy agresiva pero que producía una llama cuando el usuario los unía. Éste proceso de encendido se llevó varios años de estudio, investigación y experimentos, para obtener la maravilla que es tener un cerillo entre los dedos. Para encenderlo, únicamente se requiere frotarlo contra una lija, para que intervengan otros componentes que facilitan un encendido pausado, algo inimaginable durante muchos siglos…

  • – 1885 –

    1885 Nace la primera cerillera en México

    Los hermanos León y Manuel Mendizábal, en sociedad con los también hermanos José y Pedro de Prida, fundaron en el puerto de Veracruz una empresa para la fabricación de  cerillos y fósforos a la que nombraron Compañía Industrial de Fósforos y Cerillos.

    Por la ubicación de la fábrica, muy cercana a la Estación Central del Ferrocarril en el puerto de Veracruz, se le empezó a nombrar “La Central”.

  • – 1888 –

    1888 Se consolida La Central

    Después de probar el éxito en el puerto de Veracruz, sus fundadores decidieron establecer una sucursal en la ciudad de México, a la que denominaron también como “La Central”, independientemente de su razón social.

     En el año de 1890 decidieron ampliar la fábrica de cerillos y fósforos establecida en la Ciudad de México, y decidieron modificar su razón social para que en adelante funcionara como “La Central”, Fabrica de Cerillos y Fósforos, Mendizábal y Compañía.

     Desde el año 1902 se integró al diseño de la cajetilla la reproducción de una máquina de ferrocarril  como emblema,  la cual quedaría impresa en todas las cajetillas de cerillos producidos por La Central, independientemente de los nombres comerciales que se dieran a las mismas.

  • – 1910 –

    1910 Un nuevo siglo

    Al fallecer los fundadores de la empresa, la razón social se modificó nuevamente como Mendizábal y Compañía Sucesores, Cerillera la Central.

    En esa época, un joven español de nombre Daniel Montull Segura comienza a colaborar con la compañía iniciándose como representante de ventas de la empresa y dando impulso al crecimiento de La Central.

     Ante el éxito obtenido por la planta establecida en la Ciudad de México y con el fin de atender mejor a la clientela de la empresa, en el año de 1911 la planta de Veracruz cerró sus instalaciones, quedando la planta de la Ciudad de México operando a toda su capacidad.

  • – 1940 –

    1940 Nace un Clásico

    Ya como director General de La Central, el señor Don Daniel Montull diseña una novedosa cajetilla de cerillos, con el nombre comercial de “Clásicos de Lujo”, que con el paso del tiempo llegaría a ser, por su perfecta definición, la caja de cerillos más importante del mercado.

     Este popular producto muestra en su cara principal las reproducciones de la Venus de Milo y del Partenón, conservando el emblema de la ya tradicional “maquinita”. En su anverso, y con el afán de brindar un incentivo cultural, se reprodujo una interesante Colección de Obras Maestras de la Pintura Clásica Universal.

     En la parte posterior de las cajetillas, se imprimieron los óleos de pintores como Rembrandt, Tintoreto, Velázquez o el Greco, que llegaron a manos de gente de todos los lugares del país. Estas reproducciones podían recortarse y pegarse en un álbum que contenía la ficha de cada pintor, llevando entretenimiento y conocimiento a muchas familias mexicanas.

     Gracias a La Central se dieron a conocer 122 pintores, que estuvieron por muchos años al alcance de todos los mexicanos. El álbum donde se pegaban los cromos al reverso de la caja de cerillos, incluía biografías de los artistas, su apodo, si lo tenían y opiniones de sus críticos, además de regalar una litografía a la persona que completara el álbum.

     Además La Central ha recurrido a diferentes conceptos de colección, como el futbol, las apariciones guadalupanas, la historia del fuego y ex votos mexicanos.

     La idea ha sido llevar el valor de uso del producto más allá de su función, otorgando un servicio cultural o de diversión al consumidor.

  • -1956 –

    1956 Todas las ventajas para el consumidor

    Con la ayuda de nuevas tecnologías que han modernizado la producción de cerillos y fósforos, también se han diseñado productos específicos para diferentes tipos de consumidores con distintas necesidades funcionales: fumadores (estilo, glamour), cocina (rapidez, efectividad), talleres (durabilidad, resistentes), bares( tamaño discreto, capacidad necesaria).

     En 1956 fue designado como director General el señor Don José Barroso Chávez, quien desde un inicio imprimió en su administración una mentalidad moderna, a través de la automatización de procesos de fabricación, consiguiendo cambios importantes y mejores resultados en la empresa.

  • – 1999 –

    1999 En el umbral de un nuevo milenio

    La compañía Cerillera La Central S.A. de C.V. trasladó sus dos principales plantas de producción de la Ciudad de México al municipio de Atitalaquia en el Estado de Hidalgo. En La actualidad, la Cía. Cerillera La Central continúa desarrollando nuevas tecnologías que sin duda representan mejoras más eficientes en sus procesos de fabricación, que permitirán nuevas y novedosas presentaciones en sus marcas de cerillos y fósforos.

  • – Actualidad –

    Actualidad

    Compañía Cerillera La Central, desde hace más de 126 años en el mercado Mexicano, se ha dedicado a través de este tiempo, a llevar a cada hogar de éste país, luz y calor, mediante uno, de los tantos maravillosos inventos del hombre, “El cerillo”. Es por ello que Compañía Cerillera La Central, continuará con uno de sus objetivos esenciales, “iluminar el camino de todos y cada uno de los Mexicanos a través del paso del tiempo y de la tecnología”.

Acerca de Cerillera la Central

Una de las primeras empresas industriales de América, fundada en 1885. Cuenta con una estructura industrial que incluye plantas, centros de distribución y depósitos estratégicamente ubicados y una cobertura comercial en México y a través de una oficina de ventas en Estados Unidos para garantizar su abasto y un servicio de excelencia a todos nuestros clientes.

La integración horizontal y el desarrollo de tecnología propia permiten a La Central contar con una amplia estructura que contempla la obtención de todos los insumos y materias primas con las máximas normas internacionales de calidad y seguridad requeridas para la fabricación de cerillos y fósforos.

Publicidad y Promoción

Nos especializamos también en el diseño, la distribución y venta de publicidad en cerillos y artículos promocionales. Ofrecemos a anunciantes una proyección con un universo de mercado de 100 millones de personas a un costo inferior al de los medios tradicionales, con alto impacto y permanencia por mucho más tiempo en el consumidor.

Misión

Llenar los hogares mexicanos con la calidad y calidez de nuestros productos, comercializándolos nacional e internacionalmente, desde un ambiente de tradición, familia y trabajo.

Visión

Trascender como el Grupo Comercializador predilecto de las Familias Mexicanas logrando su plena satisfacción, ofreciendo marcas y servicios campeones en el mercado, de manera rentable con unidades de negocio sinérgicas, desarrollando todo el potencial de las personas que forman parte de este gran equipo en un ambiente de crecimiento constante.

Valores

Trascendencia: somos una empresa de gran historia, que ha triunfado y permanecido durante más de 125 años, conservando sus valores y siendo fiel a sus raíces. Siempre teniendo esto presente, nos proyectamos al futuro para permanecer y crecer constantemente.

Familia: queremos lograr un sentido de pertenencia y proyecto común entre clientes, empresa y colaboradores. Impulsar a cada uno de nuestros colaboradores en sentido personal y también en su bienestar familiar. Participar con la sociedad para construir familias más fuertes.

Trabajo: dignificar la vida de cada persona que participa en la construcción de esta empresa, logrando un cambio social y creando valor en cada esfuerzo.

Coleccionistas

Y se Hizo la Luz

.

Esta sección está creada pensando en aquellos que encuentran en los cerillos un valor más allá de su uso principal (dar fuego), por gustos subjetivos que van desde el color, los tamaños, los materiales, los temas, las regiones, los años, en fin, una serie de apreciaciones que sin duda, los convierte en piezas únicas dignas de conservarse no sólo en nuestra memoria, sino para la posteridad.

Cajetillas de Cerillos

Colecciones de La Central

Cajas de 1902 a la fecha.
.

Rarezas de La Central

Ediciones especiales poco conocidas.
¿Tienes una de éstas?

Óleos en la cocina

Litografías de Jorge Cazares y Ruano Llopis para las ediciones de Clásicos de lujo de 1934.

Álbum

Clásicos de la Pintura

122 pintores, gracias a La Central, estuvieron por muchos años al alcance de la mano. El álbum donde se pegaban los cromos del reverso de la caja de cerillos incluía biografías de los artistas.

Clásicos Mexicanos

Litografías de Jorge Cazares para las ediciones de Clásicos de lujo de 1934.
.
.

Museo Cajetillas Cerillos

Cajetillas de Colección de La Central
.
.
.

Libros

Antología del Fuego

Magnífica colección plástica contemporánea en torno al fuego

Memorabilia

Sorteo Magno La Central

Reseña de la trayectoria de premiación a la preferencia de nuestros consumidores, acompañada de una memoria fotográfica estupenda.

Videos

Empresas del Grupo

Cerimex

Empresa dedicada a la producción de cerillos para toda ocasión: cerillos promocionales, cerillos de recuerdo, detalles para fiestas, únicos en el mercado pues se adaptan a todas las necesidades de los clientes que cuentan con cualquier tipo de negocio o bien eventos personales. Han resultado todo un éxito gracias a sus novedosos diseños, logrando que las marcas de los anunciantes permanezcan en la mente de los consumidores y también convirtiéndose en el excelente recuerdo de algún evento familiar o de amigos.

Tels. 52938665 y 52938488

www.cerimex.com.mx

Gráficos la Central

Empresa encargada de elaborar nuestros propios empaques: las cajitas de los cerillos. Y dedicada también a la impresión de cualquier caja plegadiza o material promocional en punto de venta (posters, cenefas, colgantes, copetes, tiras preciadoras, danglers, stoppers) elaborados en cartón, couché, caple, papeles adhesivos, entre otros.

Gráficos La Central cuenta con tecnología de punta para la impresión de grandes volúmenes. Además, se encuentra en proceso de Desarrollo, Implementación y Certificación de la Norma Internacional ISO 9001 : 2000 sobre los Requisitos de los Sistemas de Gestión de la Calidad, mediante la cual aseguramos la satisfacción del Cliente al dar pleno cumplimiento a sus requisitos, ofreciendo productos apegados a los más altos estándares de calidad, bajo un marco de mejora continua. Adicionalmente hemos implementado como parte de nuestro sistema de gestión los requerimientos del sector alimenticio, al incorporar como parte esencial de nuestro proceso las BPM (Buenas Prácticas de Manufactura) y el HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control), los cuales nos mantiene como un proveedor confiable de material de empaque del sector alimenticio.

Para la elaboración de las cajetillas de cerillos se emplea particularmente cartón reciclado y las tintas empleadas son completamente amigables con el medio ambiente, refrendando con ello la política de toda la organización de preservar la ecología.

Tels: 52938465 y 52938607

Historia de la Central

Historia de la Central

  • – 1805 –

    1805 Nacimiento de los Cerillos

    Por fin, el fuego ha sido domesticado, mediante un proceso que mezclaba 2 productos, fósforo y azufre, una mezcla muy agresiva pero que producía una llama cuando el usuario los unía. Éste proceso de encendido se llevó varios años de estudio, investigación y experimentos, para obtener la maravilla que es tener un cerillo entre los dedos. Para encenderlo, únicamente se requiere frotarlo contra una lija, para que intervengan otros componentes que facilitan un encendido pausado, algo inimaginable durante muchos siglos…

  • – 1885 –

    1885 Nace la primera cerillera en México

    Los hermanos León y Manuel Mendizábal, en sociedad con los también hermanos José y Pedro de Prida, fundaron en el puerto de Veracruz una empresa para la fabricación de  cerillos y fósforos a la que nombraron Compañía Industrial de Fósforos y Cerillos.

    Por la ubicación de la fábrica, muy cercana a la Estación Central del Ferrocarril en el puerto de Veracruz, se le empezó a nombrar “La Central”.

  • – 1888 –

    1888 Se consolida La Central

    Después de probar el éxito en el puerto de Veracruz, sus fundadores decidieron establecer una sucursal en la ciudad de México, a la que denominaron también como “La Central”, independientemente de su razón social.

     En el año de 1890 decidieron ampliar la fábrica de cerillos y fósforos establecida en la Ciudad de México, y decidieron modificar su razón social para que en adelante funcionara como “La Central”, Fabrica de Cerillos y Fósforos, Mendizábal y Compañía.

     Desde el año 1902 se integró al diseño de la cajetilla la reproducción de una máquina de ferrocarril  como emblema,  la cual quedaría impresa en todas las cajetillas de cerillos producidos por La Central, independientemente de los nombres comerciales que se dieran a las mismas.

  • – 1910 –

    1910 Un nuevo siglo

    Al fallecer los fundadores de la empresa, la razón social se modificó nuevamente como Mendizábal y Compañía Sucesores, Cerillera la Central.

    En esa época, un joven español de nombre Daniel Montull Segura comienza a colaborar con la compañía iniciándose como representante de ventas de la empresa y dando impulso al crecimiento de La Central.

     Ante el éxito obtenido por la planta establecida en la Ciudad de México y con el fin de atender mejor a la clientela de la empresa, en el año de 1911 la planta de Veracruz cerró sus instalaciones, quedando la planta de la Ciudad de México operando a toda su capacidad.

  • – 1940 –

    1940 Nace un Clásico

    Ya como director General de La Central, el señor Don Daniel Montull diseña una novedosa cajetilla de cerillos, con el nombre comercial de “Clásicos de Lujo”, que con el paso del tiempo llegaría a ser, por su perfecta definición, la caja de cerillos más importante del mercado.

     Este popular producto muestra en su cara principal las reproducciones de la Venus de Milo y del Partenón, conservando el emblema de la ya tradicional “maquinita”. En su anverso, y con el afán de brindar un incentivo cultural, se reprodujo una interesante Colección de Obras Maestras de la Pintura Clásica Universal.

     En la parte posterior de las cajetillas, se imprimieron los óleos de pintores como Rembrandt, Tintoreto, Velázquez o el Greco, que llegaron a manos de gente de todos los lugares del país. Estas reproducciones podían recortarse y pegarse en un álbum que contenía la ficha de cada pintor, llevando entretenimiento y conocimiento a muchas familias mexicanas.

     Gracias a La Central se dieron a conocer 122 pintores, que estuvieron por muchos años al alcance de todos los mexicanos. El álbum donde se pegaban los cromos al reverso de la caja de cerillos, incluía biografías de los artistas, su apodo, si lo tenían y opiniones de sus críticos, además de regalar una litografía a la persona que completara el álbum.

     Además La Central ha recurrido a diferentes conceptos de colección, como el futbol, las apariciones guadalupanas, la historia del fuego y ex votos mexicanos.

     La idea ha sido llevar el valor de uso del producto más allá de su función, otorgando un servicio cultural o de diversión al consumidor.

  • -1956 –

    1956 Todas las ventajas para el consumidor

    Con la ayuda de nuevas tecnologías que han modernizado la producción de cerillos y fósforos, también se han diseñado productos específicos para diferentes tipos de consumidores con distintas necesidades funcionales: fumadores (estilo, glamour), cocina (rapidez, efectividad), talleres (durabilidad, resistentes), bares( tamaño discreto, capacidad necesaria).

     En 1956 fue designado como director General el señor Don José Barroso Chávez, quien desde un inicio imprimió en su administración una mentalidad moderna, a través de la automatización de procesos de fabricación, consiguiendo cambios importantes y mejores resultados en la empresa.

  • – 1999 –

    1999 En el umbral de un nuevo milenio

    La compañía Cerillera La Central S.A. de C.V. trasladó sus dos principales plantas de producción de la Ciudad de México al municipio de Atitalaquia en el Estado de Hidalgo. En La actualidad, la Cía. Cerillera La Central continúa desarrollando nuevas tecnologías que sin duda representan mejoras más eficientes en sus procesos de fabricación, que permitirán nuevas y novedosas presentaciones en sus marcas de cerillos y fósforos.

  • – Actualidad –

    Actualidad

    Compañía Cerillera La Central, desde hace más de 126 años en el mercado Mexicano, se ha dedicado a través de este tiempo, a llevar a cada hogar de éste país, luz y calor, mediante uno, de los tantos maravillosos inventos del hombre, “El cerillo”. Es por ello que Compañía Cerillera La Central, continuará con uno de sus objetivos esenciales, “iluminar el camino de todos y cada uno de los Mexicanos a través del paso del tiempo y de la tecnología”.

Acerca de Cerillera la Central

Una de las primeras empresas industriales de América, fundada en 1885. Cuenta con una estructura industrial que incluye plantas, centros de distribución y depósitos estratégicamente ubicados y una cobertura comercial en México y a través de una oficina de ventas en Estados Unidos para garantizar su abasto y un servicio de excelencia a todos nuestros clientes.

La integración horizontal y el desarrollo de tecnología propia permiten a La Central contar con una amplia estructura que contempla la obtención de todos los insumos y materias primas con las máximas normas internacionales de calidad y seguridad requeridas para la fabricación de cerillos y fósforos.

Publicidad y Promoción

Nos especializamos también en el diseño, la distribución y venta de publicidad en cerillos y artículos promocionales. Ofrecemos a anunciantes una proyección con un universo de mercado de 100 millones de personas a un costo inferior al de los medios tradicionales, con alto impacto y permanencia por mucho más tiempo en el consumidor.

Misión

Llenar los hogares mexicanos con la calidad y calidez de nuestros productos, comercializándolos nacional e internacionalmente, desde un ambiente de tradición, familia y trabajo.

Visión

Trascender como el Grupo Comercializador predilecto de las Familias Mexicanas logrando su plena satisfacción, ofreciendo marcas y servicios campeones en el mercado, de manera rentable con unidades de negocio sinérgicas, desarrollando todo el potencial de las personas que forman parte de este gran equipo en un ambiente de crecimiento constante.

Valores

Trascendencia: somos una empresa de gran historia, que ha triunfado y permanecido durante más de 125 años, conservando sus valores y siendo fiel a sus raíces. Siempre teniendo esto presente, nos proyectamos al futuro para permanecer y crecer constantemente.

Familia: queremos lograr un sentido de pertenencia y proyecto común entre clientes, empresa y colaboradores. Impulsar a cada uno de nuestros colaboradores en sentido personal y también en su bienestar familiar. Participar con la sociedad para construir familias más fuertes.

Trabajo: dignificar la vida de cada persona que participa en la construcción de esta empresa, logrando un cambio social y creando valor en cada esfuerzo.

Coleccionistas

Coleccionistas

Y se Hizo la Luz

.

Esta sección está creada pensando en aquellos que encuentran en los cerillos un valor más allá de su uso principal (dar fuego), por gustos subjetivos que van desde el color, los tamaños, los materiales, los temas, las regiones, los años, en fin, una serie de apreciaciones que sin duda, los convierte en piezas únicas dignas de conservarse no sólo en nuestra memoria, sino para la posteridad.

Cajetillas de Cerillos

Colecciones de La Central

Cajas de 1902 a la fecha.
.

Rarezas de La Central

Ediciones especiales poco conocidas.
¿Tienes una de éstas?

Óleos en la cocina

Litografías de Jorge Cazares y Ruano Llopis para las ediciones de Clásicos de lujo de 1934.

Álbum

Clásicos de la Pintura

122 pintores, gracias a La Central, estuvieron por muchos años al alcance de la mano. El álbum donde se pegaban los cromos del reverso de la caja de cerillos incluía biografías de los artistas.

Clásicos Mexicanos

Litografías de Jorge Cazares para las ediciones de Clásicos de lujo de 1934.
.
.

Museo Cajetillas Cerillos

Cajetillas de Colección de La Central
.
.
.

Libros

Antología del Fuego

Magnífica colección plástica contemporánea en torno al fuego

Memorabilia

Sorteo Magno La Central

Reseña de la trayectoria de premiación a la preferencia de nuestros consumidores, acompañada de una memoria fotográfica estupenda.

Videos

Videos

Empresas del Grupo

Empresas del Grupo

Cerimex

Empresa dedicada a la producción de cerillos para toda ocasión: cerillos promocionales, cerillos de recuerdo, detalles para fiestas, únicos en el mercado pues se adaptan a todas las necesidades de los clientes que cuentan con cualquier tipo de negocio o bien eventos personales. Han resultado todo un éxito gracias a sus novedosos diseños, logrando que las marcas de los anunciantes permanezcan en la mente de los consumidores y también convirtiéndose en el excelente recuerdo de algún evento familiar o de amigos.

Tels. 52938665 y 52938488

www.cerimex.com.mx

Gráficos la Central

Empresa encargada de elaborar nuestros propios empaques: las cajitas de los cerillos. Y dedicada también a la impresión de cualquier caja plegadiza o material promocional en punto de venta (posters, cenefas, colgantes, copetes, tiras preciadoras, danglers, stoppers) elaborados en cartón, couché, caple, papeles adhesivos, entre otros.

Gráficos La Central cuenta con tecnología de punta para la impresión de grandes volúmenes. Además, se encuentra en proceso de Desarrollo, Implementación y Certificación de la Norma Internacional ISO 9001 : 2000 sobre los Requisitos de los Sistemas de Gestión de la Calidad, mediante la cual aseguramos la satisfacción del Cliente al dar pleno cumplimiento a sus requisitos, ofreciendo productos apegados a los más altos estándares de calidad, bajo un marco de mejora continua. Adicionalmente hemos implementado como parte de nuestro sistema de gestión los requerimientos del sector alimenticio, al incorporar como parte esencial de nuestro proceso las BPM (Buenas Prácticas de Manufactura) y el HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control), los cuales nos mantiene como un proveedor confiable de material de empaque del sector alimenticio.

Para la elaboración de las cajetillas de cerillos se emplea particularmente cartón reciclado y las tintas empleadas son completamente amigables con el medio ambiente, refrendando con ello la política de toda la organización de preservar la ecología.

Tels: 52938465 y 52938607