Clásicos de la Pintura

Los cerillos Clásicos de Lujo, conocidos comunmente como "las pinturitas", ofrecían un recopilatorio de 250 litografías de los más afamados pintores de todos los tiempos. Diminutas reproducciones de sus obras maestras fueron conocidas por el grueso de la población, por gente que de otra forma no habría podido conocer nombres tan famosos como Miguel Angel, Durero, Picasso, Goya, Rembrandt, Renoir, Tiziano, entre muchos más.

Lo interesante es que los cerillos se hubieran vendido de cualquier forma, con pinturitas o sin ellas, porque el producto en sí mismo es necesario. Por eso concluimos que la colección que se ofrecía en cada cajetilla de cerillos era un regalo con muy buena intención. En el álbum donde se pegaban las reproducciones, venían breves biografías de los artistas y opiniones de los críticos sobre su obra. Gustó tanto este álbum que posteriormente se editó un libro con la colección completa.

¡Consulta las pinturas que contenía este álbum!